skip navigation

Más cerca que nunca.

By Paulo Ramirez , 04/17/17, 10:00AM EDT

Share

Los Jacks sacaron un empate frente a Pittsburgh en una noche mágica de futbol.


Foto acreditada por Paulo Ramirez

Entre el aroma a comida y las risas de los fans que se dieron cita horas antes del partido de Independence contra los Riverhounds de Pittsburgh, para disfrutar del deporte más hermoso y apasiónate del planeta, comenzó lo que sería una noche especial de futbol. Poco a poco se comenzaban a llenar las gradas del complejo deportivo de la universidad de Withdrop en Rock Hill, Carolina del Sur, para vivir la pasión del futbol. 


Foto acreditada por Paulo Ramirez

Los equipos saltaron al terreno de juego un poco pasada las 7:00 pm y se miraba la mayoría de color azul en la gradas del estadio, el apoyo era completamente para Independence. Con una historia ganadora sobre Pittsburgh, Independence salía al campo de juego con mayores pronósticos para llevarse la victoria. 


Foto acreditada por Paulo Ramirez

El juego comenzó con un gol tempranero de parte de Pittsburgh por medio de Banjo, que por la banda derecha bajo y metió tremendo cañonazo que el arquero Cody Mizell no pudo alcanzar a sacar. Así poniendo a los Jacks contra las cuerdas, pero no sería por mucho tiempo pues al minuto seis los Jacks conseguirían un penalty por medio de David Spies que Jorge Herrera cobraría mágicamente para poner la cosas 1–1 de nuevo. 

La constante del primer tiempo fue mayormente para los de casa, siendo los Jacks con un mayor dominio de juego y con más oportunidades pero sin poder consolidar en el marcador. De esta manera fue que tomaría el curso del partido con dos equipos tratando de tomar ventaja pero sin ningún resultado. 

El DT Jeffries haría un par de modificaciones mandado a Casey Townsend y David Estrada al terreno de juego así como al tan esperado Enzo Martinez que definitivamente trajo una chispa diferente al equipo. Estos movimientos generaron oportunidades cercanas para ponerse en ventaja pero la suerte del gol no estuvo de nuestro lado y así terminaron las cosas en un empate que dejó un buen sabor de boca por el ambiente tan mágico y fenomenal que se vivió en esa noche futbolera en las Carolinas. 


Foto acreditada por Paulo Ramirez

A pesar de haber terminado solo con un punto el equipo mejoró en funcionamiento y orden táctico. Dejando ver que si logran concretar en la parte ofensiva está podría ser una temporada de éxito para los Jacks. Ahora les tocará tomar el camino y viajar para enfrentar a Saint Louis en el Toyota Stadium. Donde el equipo podría conseguir su primera victoria y empezar a escalar la tabla de la conferencia del Este.